Conoce la Constitución Española de 1978

Guía didáctica para estudiantes

Conoce la Constitución Española de 1978. 9788411704298
  • Editorial: Dykinson
  • ISBN: 9788411704298
  • Deposito legal: M-24555-2023
  • ISBN electrónico: 978-84-1170-499-1
  • Páginas: 188
  • Dimensiones: 15 cm x 23 cm
  • Plaza de edición: Madrid , España
  • Encuadernación: Rústica
  • Idiomas: Español
  • Fecha de la edición: 2023
  • Edición: 1ª ed.
  • Materias:

Compartir en:

Conoce la Constitución Española de 1978

Guía didáctica para estudiantes

  • Álvarez Vélez, Mª Isabel. Coordinador
  • Marañón Gómez, Raquel. Coordinador
  • Papel

    Disponible

    antes:
    19,00€
    ahora:
    18,05€

    E-book Lectura online

    14,25€

    Resumen del libro

    Es innegable que la vigencia de la Constitución de 1978 ha supuesto en España grandes beneficios, políticos, sociales, culturales e incluso económicos. El autor de la Constitución es la Nación española que “en uso de su soberanía”, decide elaborar un texto en virtud del cual “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho”. La Constitución establece el principio de limitación del poder, crea un sistema político parlamentario y reconoce y garantiza los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos que se concretan en libertades individuales frente al poder. La elaboración de la Constitución de 1978 duró quince meses, entre agosto de 1976 y octubre de 1977, y en su redacción se emplearon más de cuatrocientas horas de debates parlamentarios. Pero estos datos poco nos aportan, si no se hace referencia a la voluntad unánime de sus autores de lograr un entendimiento que pusiera fin a un largo período de ruptura. Ciertamente, el texto se caracteriza por el consenso político de los grupos parlamentarios, de modo que no se trata de la obra de un partido, sino del conjunto de las fuerzas políticas. Esto ha dado lugar a que la Constitución no siga un único modelo, sino que ha adoptado diferentes tendencias, uniendo elementos de distintas ideologías y estableciendo principios políticos, sino originales, sí escogidos como medios para conseguir los fines propuestos. Y esto es lo que se pretende con este libro: acercar a los jóvenes al texto que ordena nuestra convivencia. Celebrar nuestra Constitución de 1978 es un deber gustoso para quienes nos dedicamos a enseñarla en las aulas universitarias, transmitiendo a las nuevas generaciones los valores y principios que en ella se contienen y lo relevante de su contenido para nuestra convivencia colectiva.