Derechos fundamentales, estado social y trabajo autónomo

Derechos fundamentales, estado social y trabajo autónomo. 9788419574053
  • Editorial: Bomarzo
  • ISBN: 9788419574053
  • Páginas: 408
  • Plaza de edición: Albacete , España
  • Encuadernación: Rústica
  • Idiomas: Español
  • Fecha de la edición: 2023
  • Edición: 1ª ed.
  • Materias:

Compartir en:

Derechos fundamentales, estado social y trabajo autónomo

  • Landaburu Carracedo, María José .
  • Papel

    Disponible para envío en 24/48 horas

    antes:
    42,00€
    ahora:
    39,90€

    Resumen del libro

    Durante mucho tiempo el trabajo por cuenta propia se asimilaba a la pequeña propiedad. Se entendía que eran personas con medios sufi­cientes de vida, patronos y bienestantes que se identificaban con una cierta posición favorable en el mercado que les llevaba además a mejo­rar su status mediante la contratación de una o dos personas a su ser­vicio. De esta manera, el trabajo por cuenta propia era sinónimo de la micro empresarialidad y se situaba en el espacio de la empresa como contexto que explicaba su radio de acción. Desde la perspectiva cons­titucional, su colocación correcta era la que derivaba del art. 38 CE, el reconocimiento de la libertad de empresa en la economía de mercado. En consecuencia, su relación con el derecho laboral era bastante cla­ra, la señalaba con precisión la Disposición Adicional Ia del Estatuto de los Trabajadores: “El trabajo realizado por cuenta propia no estará sometido a la legislación laboral”, aun señalando la posibilidad de que la norma dispusiera expresamente alguna pasarela de contacto entre el trabajo prestado en régimen de autonomía y la tutela prestada al trabajo por cuenta ajena. También en el derecho comunitario se apli­caba a estos sujetos la categoría de empresa y caían por tanto dentro del ámbito del derecho de la competencia y las precauciones previstas para garantizar el libre juego de la concurrencia en el mercado. Los autónomos se consideraban empresas y se les aplicaba por tanto las reglas de competencia del art. 101 y siguientes del Tratado.