Los derechos humanos. Tendencias y retos actuales

Los derechos humanos. Tendencias y retos actuales. 9788411707718

Compartir en:

Los derechos humanos. Tendencias y retos actuales

  • Soriano Díaz, Ramón Luis. Coordinador
  • Soriano González, María Luisa. Coordinador
  • E-book PDF

    8,99€

    Resumen del libro

    Derechos humanos: Tendencias y retos es el número 6 de la colección de Dykinson “Teoría y práctica de los derechos humanos”, que tiene por objeto desvelar las orientaciones actuales de la doctrina sobre los derechos humanos y los retos que se divisan en ellas. Por ello el libro contiene varios artículos que conectan la inteligencia artificial con los derechos humanos, tratando de examinar el impacto que la nueva inteligencia tecnocientífica puede producir sobre la seguridad de los derechos de la persona y cómo ésta puede protegerse jurídicamente de ese impacto. E igualmente otros artículos situados en la vanguardia de la problemática actual de los derechos humanos, que a continuación se refieren. 

    Carlos Aguilar Blanc aborda la crisis del paradigma antropocéntrico y examina propuestas alternativas como la ética del cuidado, la teoría de las capacidades y la consideración de intereses de todos los seres sintientes, que amplían la visión más allá de lo estrictamente humano. Identifica aportes, pero también carencias en estas perspectivas emergentes. 

    José Cepedello Boiso analiza los relatos que se constituyen como herramientas discursivas de reconducción de la conducta individual y social hacia actitudes y comportamientos guiados por dos sentimientos básicos y profundamente interrelacionados en el ser humano: el odio y el miedo. Reflexiona sobre las consecuencias, en el campo del respeto a los derechos humanos, de los intentos narrativos dirigidos contra sujetos y grupos especialmente vulnerables.

    José Cruz Díaz examina el régimen jurídico de la asistencia religiosa en los centros de atención integral a las mujeres víctimas de violencia de género. Advierte que la asistencia religiosa constituye en España un tópico académico al que se ha prestado poca atención y estudio, en detrimento de otros servicios sociales, tales como el sanitario, el jurídico o el psicológico. Explora el fundamento constitucional del derecho subjetivo de asistencia religiosa tanto en su dimensión negativa como positiva y el concepto de violencia de género y de los centros de atención integral, concluyendo con la exposición de una propuesta de desarrollo del modelo de servicio de asistencia religiosa.

    Alberto González Pacual realiza un análisis pluridisciplinar del impacto que genera la comunicación política actual en las redes sociales sobre la recepción sentimental que hace el individuo de la noción de autoridad. Identificando la producción de un sujeto político delirante como uno de sus efectos centrales, lo que articula una subjetividad esquizoide donde el complejo de inferioridad del sujeto atomizado queda mediado y compensado hacia  una aspiración imaginaria de superioridad, ensalzando el narcisismo y el masoquismo como soluciones para dotar de un nuevo espacio de legitimación en la cadena de significantes a la noción de fascismo.

    Fernando León Jiménez considera que la justicia es un valor medular del Derecho. Conocer su contenido es esencial para la creación, aplicación e interpretación del Derecho. Es necesario delimitar su contenido mínimo a fin de saber qué puede ser exigido como justicia en términos de derechos humanos, es decir, cuál es la justicia mínima exigible en un sistema jurídico. Para ello realiza una indagación histórica y jurisprudencial del concepto, del que pueda finalmente extraerse esta justicia mínima, que pueda ser configuradora como un derecho humano a la justicia material.

    Manuel Jesús López Baroni explica que la función de las proteínas depende de su estructura tridimensional, y ésta de la secuencia de los aminoácidos. Durante décadas ha resultado prácticamente imposible correlacionar dichas variables, de forma que se ha avanzado muy lentamente. Destaca que la Inteligencia Artificial ha logrado desentrañar en un corto espacio de tiempo millones de estructuras completamente opacas para nosotros. Esta proeza de la tecnociencia se ve ensombrecida tanto por quién la encabeza como por la ausencia de un marco normativo que proporcione suficiente seguridad ante el poder emergente inherente a dicho conocimiento. Analiza las implicaciones éticas y jurídicas de este importante avance, dado que puede repercutir no solo en biomedicina sino también en otros campos como la energía o el medio ambiente. 

    Eduardo Campano Molina examina la Inteligencia Artificial y en menor media del Internet de las Cosas desde un enfoque materialista histórico, en base al Fragmento de las Máquinas de los Grundrisse (1858), es decir, a propósito de la potencialidad que posee la tecnología para la emancipación social respecto del trabajo asalariado. El primer punto se centra en el origen histórico y en el funcionamiento de la IA como fuerza productiva autónoma en relación con los algoritmos matemáticos. A continuación, se intenta descifrar los elementos ideológicos de la IA en función de la conceptualización triple aportada por Marx en la Ideología Alemana, esto es, ideología como falsa consciencia, como conjunto de ideas o como creencias de un grupo o clase social en particular. Por último, se reflexiona sobre la potencialidad emancipatoria de la IA teniendo como fundamento de la misma al concepto de Intelecto General en el marco de un debate reabierto por varios autores.

    José María Seco Martínez estudia la influencia del krausismo y la demopedia krausista en la educación española del siglo XIX, enfatizando su papel en la evolución de los derechos humanos. Analiza cómo el krausismo contribuyó a la modernización educativa, promoviendo la igualdad de género, la lucha contra el analfabetismo y una educación integral. Resalta la importancia de este movimiento en la formación de una sociedad más tolerante y progresista, subrayando su impacto significativo en la configuración de los derechos humanos en España, hasta la llegada del franquismo.

    Ramón Luis Soriano Díaz trata de tres aspectos de la clase política que suscitan la crítica de la ciudadanía: la existencia de profesionales de la política, que hacen de la política su forma única de vida, el exceso de políticos en España comparados con el porcentaje número de políticos/población de otros países y la excesiva duración del desempeño de cargos políticos. El autor aporta razones para un cambio del tratamiento jurídico de los tres aspectos indicados. Considera razonable la duración máxima de doce años en cargos de representación política en cualquier institución pública y ocho años en cargos de gobierno de cualquier institución pública, y sin límites de años ocupando cargos orgánicos dentro del partido a voluntad de los militantes. Cree conveniente la duración es de ocho años máximo también en el caso de los cargos públicos más relevantes: la presidencia del Gobierno y de las Comunidades Autónomas, de los ministros y los consejeros, del presidente de la Diputación y los miembros del Gobierno provincial, de los alcaldes y los miembros del Gobierno local. Cree que la medida es suficientemente generosa, pues permite que una persona pueda desempeñar responsabilidades políticas, de representación o gobierno, durante 20 años.