Síguenos en:

  • Google+

Manual de sabiduría

Manual de sabiduría ampliar imagen

  • Cristóbal Montes, Ángel.
  • valoración
    (0 Comentarios)
    Comenta y valora este libro

    • Editorial: Trotta
    • ISBN: 978-84-9879-775-6
    • Páginas: 320
    • Dimensiones: 15 cm x 23 cm
    • Plaza de edición: Madrid , España
    • Encuadernación: Rústica
    • Idiomas: Español
    • Fecha de la edición: 2018
    • Edición: 1ª ed.
    Materias:
    Versión en papel:
    NOVEDAD!!
    OFERTA!!

    antes:
    26,00 €
    ahora: 24,70 €

    Disponible

    Información detallada:

    Resumen del libro

    Un libro con el título Manual de sabiduría puede parecer presuntuoso y hasta fatuo, porque semejante nominación está reservada a unas pocas obras en la historia de la filosofía. No lo es, porque no es ese el propósito que lo anima, sino otro mucho más cercano y realista de abordar cuestiones ordinarias que atienden a problemas reales, cuyo atisbo de solución puede avistarse en la especulación reflexiva y en el pensamiento en profundidad, bajo el signo de la sensatez, la moderación, la humildad y la honestidad. Sería un libro a situar en la llamada «filosofía para la vida» y, todavía mejor, «filosofía habitada», orientado, en su modestia, a encajar en el molde supremo socrático de que «la verdadera virtud consiste en saber». Ochenta pensamientos exclusivos del autor constituyen su corpus, la mayoría atinentes a cuestiones de filosofía práctica, pero con puntuales referencias también a materias sociológicas, cosmogónicas, antropológicas o políticas, porque en nuestros días intentar aislar al hombre pensante en la estricta esfera especulativa es algo, si no imposible, sí al menos poco adecuado, ya que el mismo se mueve en un entramado teórico-práctico que abarca facetas de varia índole y lo impregna de señalamientos de muy diversa naturaleza, origen y consecuencias. Baste considerar al respecto la afirmación pragmatista anglosajona de que «todo progreso filosófico implica un perfeccionamiento democrático». A diferencia de otros libros del autor, este contiene pocos nombres y pocas frases entrecomilladas, por lo que, incluso, carece de índice onomástico, ya que se ha querido con él buscar alguna suerte de síntesis perceptible entre los múltiples requerimientos personales especulativos que asaltan desde hace años al que lo escribe, incluidos los atinentes, en profundidad, a nuestra preocupante España política. Quizá se busca en él y por él intentar algún tipo de armonía entre el pesimismo y la confianza en la redención humana.


    Índice

    Preliminar

    1. El político tiene en la utopía el punto de engarce con la filosofía. El filósofo mira hacia la política como el factor de fijación de sus raciocinios

    2. El hombre es un desgraciado accidente en el ordo naturalis

    3. La razón irónica y la razón cínica son las únicas que pueden aliviar el fracaso mental humano

    4. Retroceder ante el futuro es tan necio como avanzar hacia el pasado

    5. Si profundizas mucho en las cosas, pronto tendrás los pies embarrados

    6. Si escarbas en los rincones más hondos de tu mente desafías la paz interior

    7. Antes de exigir a los demás, plantéate tu capacidad de entrega

    8. La batalla de la democracia en España es, probablemente, la más difícil y peligrosa de las batallas

    9. El homo hispanicus se halla al límite mismo de la sustancia occidental

    10. Si eliges la senda de los titanes, tienes que abrir tu corazón, no solo al soplo de la grandeza, sino también al rugido de la tragedia

    11. Si buscas remontar mucho el vuelo corres el riesgo de desaparecer en el infinito éter azul

    12. Pretender la actuación unitaria y conjunta de cuerpo y alma supone la utopía de redefinir al hombre y salirse del marco de lo humano

    13. Cuando te preguntas con sinceridad qué hacemos aquí, la respuesta casi siempre evade la grandeza

    14. Ama lo aristotélico a la manera que amas la sublimación del pensamiento

    15. Cuando paseas tu mente por la plétora de los grandes pensamientos, vives en otro mundo

    16. ¿Alguna vez nos hemos preguntado por qué nadie siente la necesidad de proclamarse acentauro, afauno o aunicornio, y, en cambio, algunos sienten la imperiosidad de declararse ateos?

    17. Sin la duda, todos nuestros saberes serían mera arrogancia. Sin la duda metódica, difícilmente se recorrerá el camino hacia la verdad

    18. ¿El hombre refleja al Universo o el Universo refleja al hombre?

    19. El estoicismo ha sabido darle al pensamiento filosófico un noble toque de humanidad

    20. La clasicidad es el esfuerzo supremo del hombre para detener el tiempo. Si sigues las huellas de los clásicos, nunca dejarás la senda de la plenitud vital

    21. La dialéctica nos puede dar frutos que nunca nos dará el raciocinio en solitario

    22. Aferrarse al pensamiento produce, a un tiempo, fortaleza y debilidad extremas

    23. Batallar por la felicidad es tan estéril como intentar que el mundo se detenga

    24. El recuerdo es el recrear la vida, pero, a la vez, la tortura extrema

    25. Si saltas a lo trascendental, no pienses en poder regresar a lo anodino

    26. El verdadero filósofo no sabe de la prisa y no conoce el ruido

    27. Los viejos inconformistas chestertonianos, en ocasiones, se sienten inconformes con su propio inconformismo

    28. Si la vida pudiera programarse, el dios Azar habría sido dominado

    29. El hombre que habla bien de sí, finge no conocerse suficientemente

    30. Buscar sentido al curso de la vida es como intentar encontrar razón en el vuelo de las nubes o en el discurrir del agua

    31. Se escarba en la mente hasta encontrar la gloria del pensamiento trascendente

    32. En ocasiones, perdemos la libertad por pura estulticia

    33. No esperes contemplar tu vida en perspectiva si no tomas la altura adecuada

    34. El desafío a las limitaciones vitales es lo único que nos hace grandes

    35. Si tratas de eludir el cerco de la vida intenta hallar el agujero del cinismo

    36. Saber vivir en común es una de las asignaturas más difíciles de cursar

    37. La búsqueda de la sabiduría tiene un precio: el desasosiego del alma

    38. En España no hay nada atinente a lo público que resulte claro y ordenado

    39. Si avanzas en algo sin control, pronto te encontrarás frente al precipicio

    40. Si persigues lo imposible, preparas tu ánimo para la epopeya

    41. La inteligencia sin bondad es un flagelo

    42. No reclames a la vida lo que tú no le has dado a ella

    43. Por mucho que grites no ahuyentarás a tus demonios

    44. La palabra es un bien demasiado valioso como para ser malgastada

    45. Lo liberal es la sublimación de la libertad, del compromiso y de la razón compartida

    46. Ver a jóvenes que relegan al libro por un pequeño artilugio electrónico produce profunda tristeza

    47. El suicidio vitalmente valioso y claudicante a un tiempo

    48. En España pensar en altura, consciente y voluntariamente, constituye un «pecado» imperdonable

    49. En la España tribal de nuestros días, un grupo territorial-secesionista, el catalán independentista, sustancia y encarna el ser español más exagerado, intolerante y agresivo

    50. Alguien podría preguntarse, ¿para qué necesito creencias si ya tengo suficientes supersticiones y prejuicios?

    51. Cuando nos reímos de nuestra desgracia se advierte la presencia de un hombre superior. Quien se aplica la clave de humor a sí mismo, está libre para aplicársela a los demás

    52. ¿Podría ser la Tierra un cuerpo celeste único en la inmensidad del Cosmos?

    53. Avanzar hacia la perfección es el gran reto de la condición humana

    54. Abrir caminos a la transigencia y el compromiso facilita sobremanera el perfeccionamiento político-moral de los pueblos

    55. Cuando le preguntaron qué quería alcanzar en su vida, contestó que no llegar a sentir vergüenza de sí mismo. Y cuando le inquirieron adónde pretendía llegar, replicó que allí donde pudiera encontrarse en paz consigo mismo

    56. Si tuviéramos que buscar el más fuerte lazo que une a los hombres a través de la historia, quizá no hallaríamos otro mejor que el del respeto mutuo

    57. El día que los españoles aprendamos a mirarnos sin ira, habremos cerrado la puerta a una desgraciada historia de enfrentamientos y violencia

    58. Cuanto más fija y fríamente se observa la China de hoy, más se constata que, en un prodigioso viraje histórico, ha vuelto a ser el imperio eterno del medio

    59. Hubo un tiempo en que se soñaba con la cercanía de los dioses. Hoy, en cambio, parece como si aborreciéramos cualquier aleteo áureo cerca de nuestras personas

    60. Culturizarse es lo mismo que disminuir los factores animales de nuestro ser

    61. El cínico encuentra en su permanente desafío disolutorio la mejor manera de preservar su yo

    62. No le pidas a Eros lo que tu propio corazón no sea capaz de producir

    63. Si te sumerges en los mundos de los sueños te esperan grandes sorpresas y sufrimientos

    64. El hábito y la rutina están en la base de toda civilización

    65. El dulce escepticismo suaviza las aristas del ácido dogmatismo

    66. Si el Universo nos asombra, cuánto más el Universo se asombraría de nosotros

    67. Es preferible no desafiarnos en exceso, teniendo en cuenta nuestra flaqueza

    68. No existe, no podría existir, una filosofía de la intrascendencia, la banalidad y la irrelevancia

    69. Un poso de tristeza es casi inevitable en la vida humana inteligente

    70. La política sin derecho no es democracia

    71. Si fuera una persona digna se suicidaría. Si fuera una persona digna, no habría cometido los delitos que cometió

    72. Si sabes abstenerte y renunciar, has recorrido con éxito la mitad de tu «tractus» vital

    73. Hay que amar mucho a España para comprender, aceptar y perdonar las cosas que nos ocurren a los españoles

    74. Si se acierta a vislumbrar el camino hacia la verdad, ello es más importante que la verdad misma

    75. ¿Qué revoluciones son estas que nos esclavizan a lo minúsculo e instrascendente?

    76. Alguna vez habremos de reconocer que hemos perdido el sentido de orientación universal

    77. Es una insensatez considerar que la cabeza ha de nutrirse desde fuera, cuando la genuina nutrición de la misma es siempre desde dentro

    78. Era tan portentoso que llegó a saltar sobre su propia sombra, a avanzar en dirección contraria a la que caminaba y a desandar lo que todavía no había andado

    79. El peor terrorismo es el religioso. Hecho por «orden» de Dios y para dar «sastisfacción» a Dios

    80. Quien llega a la vejez sin haber alcanzado la grandeza de ánimo, probablemente ha perdido su vida, porque a la hora de «plegar velas», debe haber una razón que justifique la existencia



    Otros libros de "Filosofía"


    Boletín de Novedades

    Suscríbase a nuestro boletín de novedades.


    Descarga de catálogos


    Publicidad:
    Gastos de envío gratuitos